© 2023 by Glorify. Proudly created with Wix.com

Mariana Torres Viller

 

Wearable art enthusiast

  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

Met Gala 2017: ¿Quién es Rei Kawakubo y por qué se le homenajea?

May 2, 2017

Este lunes 1 de mayo se celebró la Gala anual del Museo MET en la ciudad de Nueva York, una edición que rindió homenaje a la figura de Rei Kawakubo, fundadora de Comme des Garçons y precursora de la moda conceptual. 

 

A la gala, como es de costumbre, acudieron por invitación las personalidades más destacadas del mundo de la música, el modelaje, la actuación y el diseño. Lamentablemente, no todas entendieron el propósito de la velada y desperdiciaron una preciada invitación. ¿Por qué digo esto?

 

 

Para entenderlo, primero que nada, hay que dejar claro en qué consiste la MET Gala.  Es un evento benéfico cuyo tema central alude a la exposición anual que acoge el Instituto del Vestir del Museo Metropolitano de NY. Los invitados, por ende, deben - en teoría - seguir la temática planteada, en señal de respeto al evento. 

 

El año anterior, por ejemplo, la exposición se tituló "Manus x Machina: la moda en una era tecnológica" y recogió piezas únicas de Iris Van Herpen, Issey Miyake y Karl Lagerfeld, entre otros, que simbolizaban la trascendencia del avance tecnológico en la moda y el diseño. 

 

La exposición de este año, sin embargo, homenajeaba a una diseñadora en particular: Rei Kawakubo. Es la segunda vez que la gala realiza un homenaje no póstumo a través de su temática; la primera fue en 1983, con Yves Saint Laurent.  La exposición no es una mirada en retrospectiva a la carrera de Kawakubo sino más bien un paseo por los tópicos más recurrentes dentro de su imaginario gráfico e indumentario. ¿Quién es, entonces, Rei Kawakubo y por qué no la conoces? 

 

 

A pesar de la influencia que ha ejercido Rei Kawakubo en el desarrollo de la moda desde los años 80, pocos dicen haber oído su nombre. En 1981, la diseñadora hace su debut en la Semana de la Moda de París con la marca Comme des Garçons, hoy en día una de las más puras y enaltecidas de la industria. En ese momento, una época en la que el color, el brillo, las formas y el exhibicionismo lo eran todo, Comme des Garçons sorprendió a la crítica por la absoluta ausencia de color en sus prendas. Ella misma, Kawakubo, no usa más que negro. Ha convertido este color en una paleta entera de posibilidades. La mujer de negro es una mujer seria, fuerte y decidida. Reinventó este color para todas las mujeres del mundo, y esto - aunque sea tan solo una parte de su trayectoria - ya implica demasiado. Dicha influencia abrió paso al éxito de figuras icónicas de la androginia, el conceptualismo y el minimalismo en la moda como Helmut Lang y Junya Watanabe. 

 

Durante la década de los 80 y a lo largo de los 90, Kawakubo entró en conflicto con la silueta femenina, distorsionándola a través de sus creaciones, retando al ojo humano y rechazando la exaltación del cuerpo femenino que tanto profesa la industria de la moda. Para finales de los 90, Comme des Garçons, se había distanciado casi por completo de la moda convencional o cotidiana y se dedicó, desde entonces, a la creación de, en sus palabras, "objetos para el cuerpo". Dicho de otra forma, obras de arte andantes, sujetas por cuerpos, premisa a la que también se sumó Martin Margiela. 

 

 

En un periodo histórico donde el arte no figurativo parece ser el denominador común de casi todas las expresiones culturales, se echaba en falta un estilo conceptual, una moda no figurativa que fuera, a su vez, representación de ideales grandes. En un matrimonio entre pintura y arquitectura nace una vía de expresión que construye y deconstruye, utiliza y reutiliza. 

 

Kawakubo, pese a su importancia, se muestra casi siempre renuente a conceder entrevistas y, cuando lo hace, su marido - también presidente de Comme des Garçons - sirve de traductor. En una única y reciente entrevista para The Business of Fashion (BoF), la diseñadora comenta: "De cierta forma, sí siento que me he tendido a mí misma una trampa. ...Establecí la compañía sobre la premisa de siempre encontrar algo que no existiera antes, algo nuevo. ...Comencé con esa premisa y seguí con ella, y mientras lo hacía, se tornaba cada vez más difícil. Mientras más lo hacía, mayor era la expectativa del público, y a medida que acumulaba experiencia, era más difícil encontrar algo. Pero nunca pudiera cambiar eso porque entonces no sería Comme des Garçons. No tenía idea de que sería así. No dije: 'voy a tener una carrera que me traiga mucho dolor y sufrimiento.'"

 

Esta misma ansiedad la condujo a los "objetos para el cuerpo"; más concretamente, a su aclamada colección "Not Making Clothing" (Primavera - Verano 2014) y a las colecciones que le han sucedido. En su afán por llevar en sus prendas innovación y significado, Kawakubo organizó de pies a cabeza la exposición que la homenajea, titulada "Rei Kawakubo/Comme des Garçons: The Art of The In-Between." 

 

En la gala de este año no había espacio para ambigüedades ni imprecisiones. La temática era clara, pero - como es costumbre desde hace unos años - cada invitado decidió seguir un rumbo distinto e interpretar la estética de CdG como más le convino (si es que siquiera la tomaron en cuenta.) Este hecho desató contundentes críticas por parte de la prensa de peso en la industria (entiéndase Julie Zerbo de The Fashion Law, Vanessa Friedman de The New York Times Fashion o la periodista Christina Binkley, por ejemplo.) Un caso similar se presentó el año pasado cuando varios asistentes parecieron confundir la temática y se limitaron a vestirse de color plateado, cuando el objetivo era conmemorar los avances de la tecnología para elaborar indumentaria y promover la moda (como el caso de Iris Van Herpen y las impresionas en 3D.) 

 

 

Rei Kawakubo es la prueba viviente de que la moda puede todavía producir escalofríos, emoción y asombro, más allá de los intereses comerciales que ofuscan la visión de las mentes creativas de la actualidad. Puede que no diseñe prendas que usaremos en la cotidianidad, pero sí que diseña prendas que catapultan a la moda como arte, y no como simple trivialización del vestir y de la cultura. De ahí mi respeto hacia ella, quien no busca ser reconocida personalmente por nada y que sin duda sufre un proceso creativo que demuestra el respeto que le tiene a este arte.  Más gente como ella y, por favor, más homenajes dignos. 

 

 

 

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Posts Recientes
Please reload